Suponemos que tu espíritu aventurero te ha llevado a conocer muchos lugares alrededor del mundo. Quizás en algunos han sido amables contigo, pero en algunos otros puede que  no lo hayan sido tanto. Esperamos que no fuese tu caso, sin embargo hay lugares donde muchos viajeros han experimentado algún tipo de discriminación.

En fin, existe mucha gente allá afuera, pero te garantizamos que no hay personas como las que te encontrarás en México.

En México no somos amables, somos familia

No se trata de ser amables, se trata de ir más allá y ver al otro como si fuera tu hermano. Esto significa que nosotros te abrimos las puertas de nuestro hogar. Si estás perdido, si no tienes dónde quedarte, siempre habrá un mexicano que se ofrezca a ayudarte, que no te dejará solo.

Mientras que en otros países te dan indicaciones para llegar a tu destino, en México hay personas que si te ven muy perdido, se ofrecen a llevarte.

México llega al corazón por el sazón

Si corres con suerte, te encontrarás a un mexicano que se emocione con el prospecto de enseñarte su cultura, y todo mexicano sabe que nuestra cultura entra por el paladar. Déjate consentir con el sabor de hogar, si es que es alguien que procure cocinarte algo, o tal vez te encuentres con alguien que te lleve a los mejores lugares para probar platillos típicos. Ya ahí dependerá tu suerte.

Si visitas Yucatán, pregúntales por el pib, por las chayitas o por los papadzules, no faltará el mexicano que escuche eso y luego luego te dé las mejores recomendaciones de comida típica.

Aprenderás una nueva forma de comunicarte

Ya sea que vengas a mejorar tu español o que sepas español, de cualquier forma, aprenderás en México a comunicarte diferente. Nosotros hablamos de forma muy sutil y figurativa. ¡No te tomes todo lo que dice un mexicano en serio! ¡Ni muchos menos si la plática tiene que ver con “chile”! Porque sí, va a picar más de lo que tú crees, y sí, podrían estarte albureando. Es decir, hablándote en doble sentido.

Viajarás con otra perspectiva

Para los mexicanos la vida está para disfrutarse al máximo. Es por eso que preferimos tomarnos las cosas con calma y saborear cada instante. Nuestros tiempos son muy variables, el ahora se puede posponer hasta el infinito y los pendientes no nos hacen olvidar que nuestra vida está para vivirse, y no para dedicársela a las preocupaciones. Aplica nuestra filosofía en tu viaje y verás que no habrá momento que no vayas a atesorar cuando llegue tu partida.


Join our GoNative VIP Club